LAS PARCELAS MENGUANTES

28.09.2018

ARQUITECTOS DE LEON  RG ARIAS

Resulta que te has comprado una parcela y ahora sospechas que encoge más que un jersey de angora en agua caliente. Pues no estás solo. Ya sé que no te consuela, pero déjame aclararte que estadísticamente España es uno de los países del mundo con mayor numero de parcelas menguantes. Esto es así.

Y si no, ¿a que vienen la infinidad de pleitos en curso debidos a límites y linderos entre propiedades que tienen colapsado el sistema judicial?   

www.unsplash.com    MATHEW MILES
www.unsplash.com MATHEW MILES

O quizás crees que hoy podemos darte una explicación lógica y racional a...

EL INSÓLITO CASO DE LAS PARCELAS MENGUANTES

Bien. Nos hemos comprado una parcela en el campo y cuando comprobamos su superficie vemos que los metros cuadrados que nos han dicho que tiene, en nada coinciden con los que nos comprueba el señor topógrafo que hemos enviado a medir. ¿Nos han engañado? ¿Nos han movido los linderos? ¿Debo comprarme una escopeta de caza y esperar con nocturnidad y agazapado a ver si algún vecino se dedica a tal fin? Nosotros creemos que no. Primero porque bastante colapsada está  ya Soto del Real y segundo, porque estamos convencidos de que es un error general que arrastramos de antiguo.

Muchos de vosotros habréis oído decir a vuestros abuelos que cierta parcela medía tantas fanegas, arrobas, ferrados o cuartales, dependiendo de la zona en que residís. Pues os vais a quedar como muertos cuando ahora os expliquemos que eso que pensáis que es una medida de superficie, en realidad era un cubo de madera en el que se metía el grano recolectado, de tal manera que cada vez que se llenaba a tope era una unidad. Tal cual. 

Pero eso no es todo. Lógicamente, en función de la fertilidad del terreno, de su protección climatológica, y de la especie cultivada, una misma superficie podría tener diferente rendimiento de cultivo. Y por ese mismo motivo, hasta en localidades colindantes, el cubo en que se media podía no ser igual. 

Esto que en su día estaba claro meridiano para las personas que únicamente buscaban un rendimiento agrario de su terreno, es decir, saber cuánto maíz produce esta parcela y cuanto trigo aquella otra, se convierte en un sin Dios cuando tratan de convertirlos en unidades de superficie. Y me diréis, pues lo habrán medido. Y os contestaremos, pues va a ser que no. Bastante liados estábamos los españoles a mediados de los 50 con lo nuestro, como para ponernos a medir todas las fincas de la península. Así que se emplearon una serie de valores medios que aproximasen las unidades de cultivo a unidades de superficie y sanseacabó.

Pero, ¿es exacto el resultado?, nos diréis los que habéis estado buscando la palabra ferrado en google en vez de leer de corrido. Pues dado que la unidad de cultivo podía variar incluso de un pueblo a su colindante, es evidente que no.

Nuestro consejo:

Antes de adquirir una parcela, encarga su medición y la identificación de sus linderos mediante coordenadas. Su inscripción en el Registro de la Propiedad con estos datos contrastados, te evitará cualquier tipo de futura disputa con tus colindantes, aun en el improbable caso de que moviesen los hitos o el cercado que la delimite, puesto que las coordenadas de tu propiedad estarán debida y oficialmente documentadas.