TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com



¿Quieres hacerte una casa y piensas que a ti la ley no te va a exigir las mismas cosas que al resto de los mortales? 

¡¿En serio?!

Quedate con nosotros que ahora mismo vamos a explicar como se arregla eso.

¿DE VERDAD CREES QUE TE PUEDES SALTAR LA  LEY ?


Esto, que es una sensación muy conocida entre la mayoría de los presidiarios de las cárceles del mundo, resulta paradójico que lo sea entre el español medio que decide embarcarse en la promoción de una vivienda sin presentar ningún documento. ¿De verdad cree que no hay consecuencias? Pues lo cierto es que las hay y son extremadamente gravosas. Lo vemos cada día más en nuestros despachos.

Esta semana vamos a hablar de ese pequeño promotor que, ilusionado, quiere hacer su vivienda unifamiliar en algún ayuntamiento de provincias en el que todo el mundo se conoce. Confiado, acude a consultarle a su amigo/primo/cuñado/hermano de sangre convertido en señor alcalde/concejal/político de turno, al que conoce de toda la vida, y pregunta si el Ayuntamiento le pide un proyecto para hacerse su casa. Y lo que él acaba entendiendo, porque en el fondo es lo que le interesa entender y el que no barre para casa es bien tonto, es algo así como  "Tu tranquilo, hazla como quieras que  el Ayuntamiento no te pide nada". (Aunque cuando repasa esta conversación en el tiempo es posible que le hayan dicho algo más, algo que no le interesaba escuchar, algo, que bueno, él al fin no entiende de estas cosas ).

El caso es que el pequeño promotor está encantado. Es más, agradecido. Porque un proyecto, le han dicho, cuesta una pasta. Y total si él ya sabe como la quiere y además su cuñado, que es quien se la va a construir, lleva toda la vida haciendo obras, él no necesita proyecto, no señor, que ya le han dicho en el Ayuntamiento que no le van a pedir nada. Y si sus vecinos sí lo han hecho, más tontos son. El se ha movido, y a él, que como todo el mundo sabe es una persona tan importante, ha conseguido que un organismo público se salte por él todos los protocolos legales para hacerle esa concesión. ¡Porque él lo vale!

Y lo malo es que el pequeño promotor se lo cree. Y lo triste es que no es un caso aislado. Y es ahí, con esta ignorante decisión, en donde comienza su Calvario.

Porque la pregunta que hay que hacerle al alcalde/concejal/político de turno, al que uno conoce de toda la vida y aprecia como a un hermano, no es si necesito un proyecto para hacerme mi casa, la pregunta del millón es: ¿El día que termine mi casa me vas a dar la Licencia de Primera Ocupación sin pedirme un solo papel a cambio?

¿Y que es una Licencia de Primera Ocupación?,  me direis

La Licencia de Primera Ocupación es un permiso que emite el Ayuntamiento de turno, a petición vuestra, cuando finaliza la obra después de requeriros toda la documentación indispensable para obtenerlo, (de la cual hablaremos a lo largo de esta semana), y que ES IMPRESCINDIBLE para la inscripción de la vivienda en el Registro de la Propiedad.

¿Y para que necesito inscribir mi vivienda en el Registro de la Propiedad?, os preguntareis. 

Pues porque si una vivienda no está inscrita en el Registro de la Propiedad no se puede comprar, vender, hipotecar, poner de aval, etc. Desde el punto de vista legal, prácticamente no existe.  

Da un poquito de miedo ¿no?

Mañana hablaremos de los documentos que se necesitan para obtener la famosa Licencia de Primera Ocupación. Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos  en a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados si nos mandas un correo a

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS. 

PONFERRADA                   LA BAÑEZA                     LEON