TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com


¿Estás harto del ruido del botellón, de la lavadora de tu vecina a las cinco de la mañana, de Shakira cantando a todas horas desde el local de enfrente, y de la angustia que te provoca el sonido del tráfico?

Pues repasaremos contigo las soluciones que te hemos estado dando estos días para cada uno de esos casos. Asi que quédate con nosotros que ahora te lo contamos.

¿TE DESQUICIA EL RUIDO?


Te entendemos. Eso nos sucede a la mayoria. El cuerpo humano no está diseñado para soportar todas esas variables humanas creadas por la técnica como son los coches, los aparatos de sonido, las cacofonias de nuestras voces en lugares cerrados, etc.

Estos días hemos estado hablando sobre el ruido y las diferencias entre aislamiento acústico y acondicionamiento acústico. Además hemos estado hablando sobre su unidad de referencia, el decibelio, gracias a lo cual ahora sabemos que si nuestra lavadora emite un ruido de 50 dBA no es algo más ruidosa que la de nuestra vecina que emite 40 dBA, si no que es diez veces más ruidosa, y por supuesto cien veces más que la de nuestra cuñada que se ha comprado una de 30 dBA.

Y también que si tenemos un trompetista durante toda la mañana haciendo un solo debajo de nuestra ventana y, desesperados, medimos con un sonómetro la intensidad acústica resultando 35 dBA, no debemos atormentarnos al ver aparecer a su hermano gemelo con otra trompeta que se disponga a hacer sonar con la misma potencia sonora pensando que entre los dos nos van a hacer sufrir 70dBA, porque ya sabemos que los decibelios no se suman aritméticamente y que, si tocan a la vez con la misma potencia los dos, solo oiremos 3 dBA más, es decir, 38dBA en total.

Y no solo eso, si no que ya conocemos la razón por la que cuando la banda de música de tambores y trompetas toca en el interior de una catedral no la oímos desde fuera, y que tratamiento tendríamos que dar a nuestra moderno local de copas para que, sin tener el grosor de los muros de una catedral, conseguir un correcto aislamiento acústico.

Además hemos repasado los materiales más adecuados para un buen acondicionamiento acústico en función del tipo de frecuencia sonora a mitigar, desde graves hasta agudos. Así que ahora podemos mejorar en nuestros espacios un montón de cosas.

Nuestro consejo:

Un buen confort acústico no es una cuestión baladí, es una cuestión de salud. Ponerse en manos de un técnico que nos garantice una solución adecuada a nuestro caso particular al mejor precio, nos ahorrará muchos problemas fisicos en un futuro, además de cumplir con las exigencias de la Ley, hasta ahora relajadas en ese aspecto, pero con la aparición de los Mapas de Ruido de las localidades, sin excusa para obligar a  ejecutar las prescripciones que se exigen.

La semana continuaremos con más cosas.  Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados si nos mandas un correo a

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS. 

PONFERRADA                   LA BAÑEZA                   LEON