TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com


¿ Tu hijo toca un instrumento y, a pesar de que a ti te parece Mozart, tu Comunidad de Vecinos no está para nada de acuerdo?

No te lo tomes como algo personal, pero si el sonido no está dentro de los limites sonoros permitidos por ley, tu única solución es el aislamiento.

Si quieres que te expliquemos los modos mas comunes y económicos de conseguirlo, quédate con nosotros que ahora nos ponemos a ello.

¿EN QUE CONSISTE EL AISLAMIENTO?

Hoy hablaremos de cómo aislar acústicamente un foco de sonido con el fin de mitigar su vibración y no transmitirla acústicamente a través de los paramentos que la rodean. Por supuesto lo haremos en líneas generales, pues la solución concreta dependerá en cada caso del tipo de frecuencia: altas frecuencias (agudos), o bajas frecuencias (graves) y del nivel sonoro a reducir.

AISLAMIENTO ACUSTICO:

  • Aislamiento mediante masa:

Como ya vimos el lunes con el ejemplo del puñetazo en medio del agua en calma de un barreño y las grandes ondas golpeando las paredes del mismo, siendo el puñetazo una alta emisión sonora y las ondas en el agua como se transmitirían las ondas sonoras por el aire hasta golpearse con la pared, es evidente que cuanto más rigidez tenga esa pared, es decir más masa, más difícil será para la onda acústica hacerla vibrar. Por ejemplo una orquesta dentro de una catedral no se oye en el exterior.

  • Aislamiento multicapa:

Pero como hacer paredes excesivamente gruesas entre viviendas no siempre es la solución más económica y estética recurrimos a las soluciones multicapa. Es decir, si tenemos un lugar que queremos aislar acústicamente lo fundamental es construir como si fuese una caja (paredes, suelo, y techo de la habitación) con una caja interior que no toque en ningún punto a la caja original. Entre ambas se colocara un material adecuado que impida que ambas hojas se toquen y que funcionará como factor de disipación.

¿Y de que materiales estamos hablando?

Pues hablamos de materiales cuya estructura sea multidireccional y elástica, frenando el movimiento de las partículas de aire disipándose así la energía sonora. El más conocido es la lana de roca, otros son láminas pesadas y flexibles hechas de betún, caucho, asfalto, EPDM, etc. La densidad del material y el grosor del mismo serán calculados en función del tipo de frecuencia y del nivel sonoro que debemos reducir.

Nuestro consejo:

En acústica es tan sencillo mejorar las condiciones como meter la pata y que todo empeore a lo bestia. Nuestra recomendación es acudir a un arquitecto quien nos dará la solución más económica y adaptada a las necesidades tanto de nuestra vivienda como de lo que nos exige la ley.

Mañana continuaremos hablando de más cuestiones sobre acústica. Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados si nos mandas un correo a

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS. 

PONFERRADA                    LA BAÑEZA                   LEON