TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com


¿Estas hasta el gorro de que el aire que se cuela por las rendijas de tus ventanas te tenga las cortinas más hinchadas que la capa de Batman?

A lo mejor es el momento de cambiar tu carpinteria exterior, o sea, tus ventanas. 

Así que, estos días, hablaremos de los materiales más frecuentes, sus características, tipos de apertura, además de las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas. Quédate con nosotros que, a continuación, te lo explicamos.

¿DE QUE SE HACEN LAS VENTANAS?



Pues ahora mismo te lo contamos, desde el material más tradicional a la solución más novedosa.

  1. MADERA:Tradicionalmente el material utilizado para la construcción de ventanas y puertas exteriores es la madera. Es un material muy versátil, con un gran comportamiento a los cambios de humedad natural al ser muy higroscópico y un gran aislante térmico. Contrariamente a lo que se cree, con un adecuado mantenimiento, presenta una gran conservación a lo largo del tiempo sin perder sus características. En huecos pequeños y medios tiene una gran resistencia portante; en huecos grandes, dependiendo de la luz a salvar y del peso del vidrio a colocar, habría que calcular la resistencia y deformación para cada tipo de madera.  Su mayor inconveniente, además de su mantenimiento, es el precio.
  2. PVC: El PVC o policloruro de vinilo es el derivado del plástico más versátil. Con este material se generan piezas plásticas con las que se monta la carpintería. Su mayor ventaja es el aislamiento térmico y acústico. Sus inconvenientes es que para una misma luz y peso del vidrio la sección de PVC será mucho más gruesa que si lo resolvemos en aluminio. Las casas suministradoras también limitan la longitud máxima de vidrio a colocar para evitar la deformación de la pieza. Además, cuando arde, el humo que desprende es muy tóxico. Por lo general son ligeramente más económicas que las de aluminio con rotura de puente térmico.
  3. ALUMINIO: Las ventanas de aluminio se realizan a través de las piezas extrusionadas de este material, ya sean posteriomente lacadas en un color o adquiriendo el tono en el mismo proceso de extrusión. En su primera andadura en construcción se utilizaba como elemento único en la carpintería, pero al ser un gran conductor térmico se comportaba pesimamente como aislante térmico provocando condensaciones. Este modo de construir carpinterías de aluminio está prácticamente en desuso. Actualmente, con el fin de mejorar su aislamiento térmico, se suministran las carpinterías de aluminio con rotura de puente térmico. ¿En qué consisten las carpinterías de rotura de puente térmico? Pues a "grosso modo" es como si fuesen dos carpinterías, una exterior y otra interior con un alma de pvc que actúa como elemento de unión y a la vez como aislante, impidiendo que ambas caras externas e internas entren en contacto. Este tipo de carpintería consigue un elevado aislamiento térmico y acústico. Permite huecos mayores que la carpintería de PVC y su comportamiento al fuego es considerablemente mejor.

Nuestro consejo:

Para ventanas grandes y con un cristal pesado, se deforma menos la carpinteria de aluminio que la de PVC, sin embargo las de PVC al ser completamente plástico inicialmente aislan más que las de rotura de puente térmico. En este último caso, si colocamos una carpintería con rotura de puente térmico, recomendamos poner como mínimo una serie 8000 para garantizar el adecuado confort térmico.

Manaña aclararemos cuando en nuestra opinión es mejor colocar una carpintería u otra. Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos  en a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados si nos mandas un correo a

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS. 

PONFERRADA                      LA BAÑEZA                     LEON