TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com


¿Quieres un tipo duro, que aguante bien los golpes y que se conserve bastante bien con el paso del tiempo? Entonces, amig@ mí@, lo que necesitas es un gres.

Hoy hablaremos largo y tendido de sus virtudes y defectos, además de otras cosas del resto de su familia: los cerámicos compactos.

Así que quédate con nosotros que ahora mismo te lo contamos.

¿QUIENES SON LOS CERAMICOS COMPACTOS?

Pues bien podría ser un grupo de rap o un equipo de tercera división, pero en este caso hablamos de la familia de materiales de construcción.

Ayer estuvimos hablando de los productos cerámicos porosos entre los que se encuentran ciertos materiales muy comunes en construcción como son los ladrillos, tejas, y baldosas.

Hoy hablaremos de otro tipo de materiales cerámicos que debido a su alta temperatura de cocción consiguen vitrificar la arena de cuarzo que los compone, obteniendo productos mucho más duros e impermeables, entre ellos:

  • Gres cerámico común: se obtiene a partir de arcillas ordinarias sometidas a temperaturas de unos 1300ºC. Es comúnmente empleado en pavimentos. Por lo general en baldosas rojizas muy compactas y pesadas utilizadas en rehabilitación por su estilo rústico.
  • Gres cerámico fino: se obtiene a partir de arcillas refractarias a las que se les añade un fundente con el fin de rebajar el punto de fusión a unos 1300ºC, a las que , cuando está a punto de finalizar la cocción, se impregna de sal marina que al reaccionar con la arcillla forma una capa vitrificada que confiere al gres su vidriado característico. Es una versión con brillo de las piezas que comentábamos en el apartado anterior. Se suele utilizar en pavimentos en locales de ambientación rústica y en ciertos tipos de rehabilitación.
  • Porcelana: se obtiene de una arcilla muy pura denominada caolín a la que se le añade un fundente como el feldespato y un desengrasante como el silex, obteniendo piezas muy duras con un mínimo espesor (2 a 4 mms) siendo su color natural blanco o traslúcido. Para que el producto se considere porcelana debe tener dos cocciones , una entre 100-1300ºC y una segunda pudiendo llegar hasta los 1800ºC. Existen dos tipos:  Porcelanas blandas: cocidas a unos 1000ºC se sacan se aplica el esmalte y se vuelven a introducir al hornos a 1250ºC o más. De esta familia son los sanitarios de los baños, los pilones de las cocinas etc. Porcelanas duras: cocidas a unos 1000ºC, se sacan se esmaltan y se reintroducen en el hornos a 1400ºC o más. Si se decoran se realiza esta operación y se vuelven a introducir en el horno a 800ºC. A este grupo pertenecen los pavimentos y baldosas denominados porcelánicos de mayor resistencia, durabilidad y acabado.

Nuestro consejo:

Lógicamente cuanto mayor sea el numero de cocciones y mejor la pureza de la arcilla con la que se realiza, mayor será el precio pudiendo en ocasiones, (también influye el tamaño de la pieza), aproximarse mucho al de la piedra natural.

Mañana hablaremos de los ladrillos y todas sus cosas. Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos  en a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados si nos mandas un correo a

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS. 

PONFERRADA                   LA BAÑEZA                         LEON