TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON


¿ Sigues empeñado en poner tu suelo de madera a pesar de esos oasis de suelos sintéticos y el canto de sirena de sus precios?

Enhorabuena. 

Un suelo natural es para toda la vida. Pero si aun asi quieres que repasemos contigo algunos de los consejos que te hemos dado al respecto antes de consultarlo con la almohada y lanzárte a su compra, quédate, que ahora mismo lo hacemos.

¿MAS MADERA?

Estos días, hemos estado hablando sobre la madera y más concretamente sobre los tipos de pavimentos de madera natural y "sus imitaciones" más fáciles de encontrar en el mercado.

Hemos visto las particularidades de este material, su diferente resistencia, ya sea si se corta longitudinalmente haciendo tablas o transversalmente haciendo tocones. Su maravilloso comportamiento sumergida en agua lo que ha hecho que durante siglos haya sido el material con el que se construían las embarcaciones, y la gran diferencia de resistencia y densidad de cada tipo de madera según su especie.

Además hemos dado una serie de consejos por si al final te dedides a colocar tu suelo de madera.

Nuestro  primer consejo:

La adecuada elección del tipo de madera y del corte de la misma nos dará dentro de la misma pieza de madera elementos resistentes, flexibles, resistentes a la abrasión o piezas blandas. Es importante saber que precisamos obtener y dejarse asesorar por un profesional adecuado, sobre todo si se va a utilizar como material estructural.

Nuestro segundo consejo:

Antes de decidirse por un material de este tipo, no os conformeis con ver una pieza de muestra, acudid a una carpinteria industrial donde os dejaran tocar el material y os darán las pautas tanto de las preparaciones previas a su colocación, como el sistema más adecuado para colocarlo.

Nuestro tercer consejo:

Recordamos que la madera en un material natural y como tal puede interaccionar con los elementos con los que entre en contacto. Cuidado con la presencia de aceites y productos quimicos en su entorno durante la instalación, pueden dejar manchas perdurables o simplemente deteriorar la pieza de modo irrecuperable. Otra cosa además, es asegurarnos que las piezas de nuestra tarima vienen con un porcentaje de humedad óptimo para la colocación para evitar movimientos de la misma con el paso de tiempo.

Nuestro cuarto consejo:

La madera es un aislante térmico y como tal la difusión de calor a través de sus piezas con un suelo radiante implica una sobreelevación de la temperatura del agua y un mayor consumo de combustible por parte de la caldera. En el caso de instalar una calefacción de estas características, nuestra recomendación es prescindir de este material y colocar un acabado pétreo o gresificado.


La próxima semana nos dedicaremos a hablar sobre eso que todos querríamos tener y que sólo unos pocos pueden: nuestra propia piscina. Pero como soñar es gratis explicaremos los tipos que hay, sus caracteristicas, y su mantenimiento. A lo mejor, sabiendo más, el sueño se cumple. Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados en

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS.

PONFERRADA                    LA BAÑEZA                   LEON