TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com


¿Te apetece poner piedra en el interior de tu vivienda y desde entonces eres peor que Hamlet con poner o no poner?

Pues aquí estamos para echarte un cable.

Si dudas entre las ventajas e inconvenientes de poner ese pedazo de piedra que te hace tanta ilusión, quédate con nosotros porque a continuación te lo vamos a explicar todito.

¿PONER PIEDRA O NO PONER? ESA ES LA CUESTION

Empezamos con el no ya que cuando uno está con la ilusión es el que menos mola.

No debemos poner piedra natural en nuestro interior cuando:

  1. Deseamos que visualmente nuestro pavimento/aplacado sea completamente homogéneo. Distinguimos perfectamente un pavimento natural de una excelente imitación precisamente por eso, si todas las piezas que lo conforman son iguales, por muy logradas que estén, es un material prefabricado. En la Naturaleza es prácticamente imposible encontrar una piedra natural completamente homogénea y cuando eso ocurre su precio es completamente desorbitado, tanto, que no se ofrece al cliente común. Las piedras que se encuentran en la Naturaleza tienen su propia configuración dependiendo de la localización, de su proceso de formación y de los minerales que la compongan. No hay dos iguales. Incluso sacando las piezas de la misma roca es prácticamente imposible conseguir dos exactas.
  2. Necesitamos que el grosor de la pieza a colocar sea pequeño. Estamos sustituyendo un suelo por otro, o estamos colocando el primero pero tenemos poco margen en centímetros para colocar el material de acabado. En ese caso tenemos que saber que la mayor parte de las piezas de baldosa de piedra natural tienen un grosor mínimo de 1,5-1,8 cms, salvo la rara excepción de los suelos de pizarra (0,5-0,8 cms), frente a los 0,5 cms que puede alcanzar un baldosa cerámica o un pavimento gresificado.
  3. La zona en que se va a colocar la piedra natural es propensa a la caída de aceites o grasas. Todas las piedras naturales tienen absorción. Unas en muy alto grado como las areniscas y otras ínfimo como puede ser la pizarra. En el caso de estar en contacto con agua adquieren una tonalidad oscura que dependiendo de la zona en la que se ubiquen y el tiempo de secado va desapareciendo. En el caso de entrar en contacto con aceites o grasas su comportamiento es peor. Las manchas pueden perpetuarse. Como regla general, cuanto más oscura es la piedra mejor es su comportamiento a la absorción.
  4. Tenemos un presupuesto ajustado.  Generalmente el precio de las piezas de piedra natural es mayor que la de las piezas prefabricadas que las imitan, aunque en la actualidad ciertos productos artificiales les están dando alcance.

Nuestro consejo:

Recuerda una, vez más, que la piedra es un material natural que tiene un tipo de envejecimiento diferente dependiendo del contacto con su medio. Las pátinas que toman con el uso es parte del proceso natural de este tipo de elementos.

Mañana hablaremos de en que ocasiones poner piedra natural en interiores es un acierto.Hasta entonces, si quieres acceder a nuestro enlace diario en donde hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter. Y si lo que quieres es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados en

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS 

PONFERRADA                      LA BAÑEZA                        LEON