TEMAS

ARQUITECTOS DE LEON

www.unsplash.com
www.unsplash.com


¿Te debates entre instalar radiadores o suelo radiante pero nadie te explica sus inconvenientes y ventajas?

Pues depende de para que uses tu casa. No es lo mismo tu residencia habitual que una casa de fin de semana. Instalar un adecuado sistema de calefacción, según el uso que le des a tu vivienda, se traducirá en mayor confort y menos gasto.

Así que si te interesa saber más continúa con nosotros.

¿SUELO RADIANTE O RADIADORES?

Ayer vimos en qué consistían los sistemas de calefacción por radiación y por contacto, extrayendo la conclusión más inmediata: para un mismo espacio, la Caldera de Baja Temperatura que transmite confort a través de un suelo radiante consume menos que una Caldera de Alta Temperatura que transmite confort a través de la radiación calentando el aire del recinto, puesto que en este segundo caso la temperatura del agua necesaria es en torno a los 60 ºC mientras que en el primer caso ronda los 40ºC.

Hoy profundizaremos y veremos qué sistema nos interesa en realidad en cada caso.

Debería instalar un sistema por radiación si:

  • Quiero alcanzar una temperatura de confort con rapidez, por ejemplo, en viviendas de fin de semana.
  • Si quiero economizar en la instalación, puesto que una instalación convencional de caldera y radiadores generalmente sale más económica que instalar una calefacción por suelo radiante.
  • Si el consumo mensual me preocupa poco, puesto que suele ser mayor que el de un sistema por contacto.
  • Si no me importa ver los emisores (radiadores) y el espacio que ocupan.
  • Si es una prioridad tener suelos de tarima de madera, puesto que la madera es un aislante térmico natural y su colocación sobre suelo radiante implica un sobre calentamiento del agua para que la madera pueda alcanzar la temperatura de confort, además de los posibles movimientos que puedan darse en el pavimento.

Debería instalar un sistema por contacto si:

  • El lugar donde lo instalo es utilizado habitualmente, puesto que al tener que calentar una masa que reparte el calor por inercia tarda un tiempo en alcanzar la temperatura, igual que también tarda en descenderla una vez que se apaga la caldera. Es muy recomendable en vivienda habitual, pero a veces tarda demasiado en alcanzar la temperatura para una vivienda de uso puntual o de fin de semana.
  • Si no me importa pagar algo más a la hora de acometer la instalación puesto que voy a poder rentabilizarla en el tiempo por su menor consumo.
  • Si los acabados de los suelos son pétreos o gresificados puesto que se comportan como grandes conductores y difusores de calor.
  • Si no quiero tener a la vista ningún elemento emisor (radiadores).

Nuestro consejo:

Ante la duda siempre recomendamos acudir a un tecnico especializado, arquitecto, que no solo considerará la potencia calorifica que se necesita en cada estancia, el tipo de caldera que presenta mayor rendimiento, los adecuados recorridos de impulsion para que no se produzcan pérdidas de calor en la instalación, etc; si no que además tendrá en cuenta los materiales de acabado que conforman los espacios y que son decisivos para el funcionamiento tanto del sistema de calefaccion como para el mantenimiento de los elementos en contacto con el.

La decisión nunca es sencilla, pero una vez tomada sólo nos queda escoger el tipo de emisor (caldera) más adecuado a nuestra instalación así que mañana nos dedicaremos a ello. Hasta entonces, si te interesa acceder al enlace diario en el que hablaremos de este y otros muchos temas, síguenos a través de nuestra página ARQUITECTOS DE LEON en Facebook y Twitter, Y si lo que necesitas es consultarnos tu caso concreto, te atenderemos encantados en

consultas@arquitectosdeleon.com

.

.

CARLOS ANTA ARIAS Y ROSARIO GARCIA ARIAS. ARQUITECTOS  

PONFERRADA                   LA BAÑEZA                      LEON